miércoles, 6 de mayo de 2009

Aniversario de la Aviación Naval Argentina

Aniversario de la Aviación Naval Argentina
(1916 – 4 de mayo – 2009)

Quienes asumimos la responsabilidad de ser historiadores e investigadores aeronáuticos no podemos ni debemos dejar pasar por alto las páginas de nuestras efemérides mayas. Es así entonces que, hoy 4 de mayo se conmemora un nuevo aniversario de nuestra Aviación Naval Argentina.

La Aviación Naval Argentina a realizado innumerables vuelos históricos, entre ellos podemos mencionar el del Almirante Marcos A. Zar a Ushuaia, que con un avión Corsario V65F aterriza –por primera vez- en la ciudad más austral del mundo.

Durante el año 1942, la Armada Argentina y su aviación naval, escriben en las páginas de la historia un hito importantísimo: el Transporte "1º de mayo", en su cuarta campaña antártica, con el Teniente Lanuse al mando de un avión Stearman 76D-1, convenientemente preparado con pontones, equipamiento electrónico y fotográfico, realiza el primer vuelo argentino en el continente blanco, los que nos permite ser los “primeros del mundo” en realizar un vuelo en esta zona del globo.
La aviación naval, en su incansable lucha por conquistar el continente blanco, y tras un gran esfuerzo, en el año 1947 al mando del entonces Comandante de la Aviación Naval Contraalmirante Dn. Gregorio Portillo y como Comandante del avión el CC Dn. Gregorio Lloret, realizan el “primer vuelo” a la Antártida desde el continente, vuelo que duró 15 horas, una verdadera hazaña, un esfuerzo de hombres y medios en el logro de una misión.
En otro aspecto, entre los años 1951 y 1952, comienza el correo aéreo con la Antártida Argentina, se realizaba con los famosos "Catalina PBY-5A", los cuales cumplieron innumerables vuelos de ese tipo.
El 15 de mayo de 1958, el "Cougar F9F-8T", al mando del Teniente Rafael Serra, inicia en Pensacola, Estados Unidos, a 42000 pies de altura, una picada vertical que lo convertía en el primer argentino en batir la barrera del sonido. Una nueva época se abre para la aviación naval de ataque.
Este tipo de aeronaves fue incorporado a la Aviación Naval y perteneció a la 1ra. Escuadrilla Aeronaval de Ataque con asiento en Espora.
Un vuelo histórico para la Aviación Naval se realiza en el año 1962, cuando con una aeronave "DC-3", al mando del Capitán de Fragata Dn. Hermes Quijada llega hasta el Polo Sur. Este acontecimiento es el motivo por el que la Armada Argentina, en su memoria y homenaje, bautizó con su nombre a la Base Aeronaval Río Grande.
En el año 1968 se produce una nueva incorporación para la Armada Argentina y la Aviación Naval, el Portaaviones A.R.A. "25 de Mayo", que hace su entrada en nuestra historia naval reemplazando al viejo Independencia", y dando el puntapié inicial para nuevas doctrinas basándose en un poder naval cada vez más eficiente.
En él se embarcaron aviones de caza y ataque, de guerra antisubmarina y helicópteros, proyectando el poderío de la Aviación Naval a nuestro mar territorial. Numerosas operaciones fueron realizadas a lo largo del tiempo.
En 1971, se produce la incorporación de los aviones Skyhawk A-4-Q, que son traídos desde Estados Unidos por el Portaaviones A.R.A. "25 de Mayo". Siete años después se agudiza el problema limítrofe en el Canal de Beagle. La Aviación Naval está presta con todo su potencial a entrar en combate en defensa de la soberanía nacional. Contaba para ese entonces con aeronaves A-4-Q, Tracker, aviones Macchi, Electra L-188, helicópteros Aluette III y Sea King, entre otros. Durante 1981 se incorporan los Aviones Super Etendard que integran la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque.

1º de Mayo de 1982...”ARA Crucero Gral. Belgrano”
El del 1° de mayo del año 1982 siendo las 2030 horas el Comandante del ARA "Gral. Belgrano" CN Héctor E. BONZO recibió la orden de ocupar posiciones relativas favorables para iniciar operaciones en su oportunidad, sin asignarle objetivos materiales aún. Adopta rumbo 090 con sus dos destructores hasta las 0510 hs. del 2 de mayo, invirtiendo luego al 270° y manteniéndose siempre a 30 millas al sur del borde inferior de la zona de exclusión.

2º de Mayo de 1982...”acción de la EA6E”
El 2 de mayo a las 1600 hs. con rumbo 270° y fuera de la zona de exclusión, el ARA “Gral Belgrano” recibió el impacto de un torpedo en la sala de máquinas y el comedor de tropa que ocasionó una gran cantidad de muertos y una gran avería. El segundo impacto en proa, desprendiéndola.
A las 1635 el Destructor ARA (D.29) "Piedrabuena" dispuso un despacho informando "...el Crucero ARA (C-4) "General Belgrano" se encuentra en garete en latitud 55° 18´ (S) y longitud 61° 47´ (W), sin comunicaciones, apareciéndose adrizado, no observando explosiones ni humo. Desconociéndose si recibió impacto de torpedo pido urgente apoyo aéreo al considerar peligroso acercarse por amenaza submarina..." . Este mensaje fue recibido en la Base Aeronaval Río Grande (Tierra del Fuego). Inmediatamente se inició una operación aeronaval de búsqueda y rescate de sobrevivientes. El Neptune 0708/2-P-112 (CC Proni Leston) de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración inició a partir de las 2330 hs. Una búsqueda nocturna, con mal tiempo que obligó a un vuelo a muy baja altura, que concluyó sin resultados a las 0630 hs. del día siguiente.
Quince minutos antes despegaba el 0707/2-P-111. Este avión ubicaría el lugar del naufragio hacia las 0920 hs. A partir de las 0955 hs. el Neptune entró en contacto radial con una de las balsas, las cuales fueron avistadas por primera ves a las 1320 hs. La tripulación del SP-2H lanzó marcas de humo en la zona, transmitió la posición exacta y emprendió el regreso hacia Río Grande (tras nueve horas de vuelo). El día 4 a las 1245 hs. se habían rescatado 770 sobrevivientes (de un total embarcado de 1093 hombres). Es decir que estuvieron en las balsas entre 22 y 44 horas.

4º de Mayo de 1982....”Bautismo de fuego”
La Aviación Naval rinde su examen más difícil; se desplegaron todas sus unidades en sus bases de apoyo y en el Portaaviones A.R.A. "25 de Mayo", como así también en las islas, para surcar los cielos en forma incansable sellando páginas de gloria para la Historia Argentina.
Numerosas fueron las operaciones realizadas por sus unidades, contándose con aviones de exploración y guerra antisubmarina "Neptune" y "Tracker", helicópteros "Sea King" y "Alouette III", aviones de Transporte "Fokker F-28" y "Electra L-188", aviones de reconocimiento "B-200" y los aviones de caza y ataque "A4Q", "Macchi MB-339" (unidades que operaron desde las Islas Malvinas) y los recientemente incorporados "Super Etendard", los que aún no habían completado su etapa de alistamiento definitivo.
Como ya lo hemos dicho en anteriores informes, el día 4 de mayo de 1982 la Aviación Naval de la Armada Argentina, abre los ojos del mundo, atacando a una fragata enemiga utilizando una táctica jamás usada: la combinación "Explorador-Avión de ataque".
Un viejo avión "Neptune" de la Escuadrilla de Exploración, al límite de su vida útil, guió el ataque de los "Super Etendard", equipados con misiles Exocet, que hunden finalmente a la Fragata H.M.S "Sheffield".

“Espíritu de siempre”
Los pilotos y mecánicos pertenecientes a la Aviación Naval Argentina, herederos de una instrucción impartida en la Escuela de Aviación Naval y Centros de Instrucción, enfrentan con el “Espíritu de Siempre” estos tiempos difíciles; pero todavía les queda mucha fuerza y voluntad para continuar luchando, como lo han hecho a lo largo de tantos años de historia.....


Prof. Pablo Marcelo ARBELETCHE
Corresponsal Naval y Delegado del MUAN
Coordinador Sala Histórica "Alte. Marcos A. Zar"
FAE 3 - BAAZ - Trelew Chubut


Fuente de Información:
Historia de la Aviación Naval Argentina (Tomos I, II y III)
Museo de la Aviación Naval Argentina
Instituto Aeronaval filial Bahía Blanca
Revista MACH 1
Archivos del Prof. Pablo Marcelo Arbeletche (Investigador e historiador aeronáutico)

3 comentarios:

Alex-Piedo dijo...

Hola,

Yo pensaba que el bautismo de fuego da la Aviación Naval había sido el 16 de junio de 1955 cuando valientemente bombardearon a unos peligrosos civiles desarmados en la Plaza de Mayo. ¿O no existió esa brillante acción?

Pareciera ser que la Armada prefiere que no se hable mucho de eso.

Martin Otero dijo...

Estimado Alex-Piedo, en este blog tratamos de evitar el partidismo. Por otro lado, tampoco, este blog, representa la opinión oficial de la ARA, por lo que su última afirmación no podemos rectificar o ratificarla.
El Aniversario de la Aviación Naval se fijó para el 04 de Mayo, recordando la misión conjunta, que en 1982, fue desarrollada entre un avión MPA (SP-2V Neptune) y un avión de ataque (Super Étendard) que con misiles AM-39 Exocet, terminó con el hundimiento del destructor británico D80 HMS Sheffield.
Si recorre la historia de la Guerra de Malvinas, tampoco ese fue el Bautismo de Fuego contra un enemigo externo, ya que el 03 de abril de 1982, un helicóptero Aerospatiale AS-316B Alouette III abrió fuego con sus ametralladoras contra posiciones inglesas en la reconquista de nuestras Islas Georgias del Sur.

Saludos
Martín Otero

Alex-Piedo dijo...

Martín Otero,

Gracias por su respuesta. Pero tengo que acotar algo.

Decir que la Aviación Naval bombardeó la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955 no es una cuestión partidaria. Es una cuestión de verdad histórica.

El bombardeo existió, eso está fuera de toda duda o de interpretación política alguna.

Que la Armada trate de ignorarlo o convertirlo en una cuetión partidista es otra cuestión.

Interpretaciones políticas son las que se hicieron después para intentar justificar lo injustificable como es que aviones bombarderos de la Aviación Naval hayan bombardeado una ciudad argentina. Pero eso no desmiente el hecho de que el verdadero bautismo de fuego de la Aviación Naval fue un bombardeo a civiles.

Y tampoco que la Armada, convenientemente, prefiera elegir otras fechas.

Saludos.