martes, 17 de septiembre de 2019

La Fragata ARA Libertad continúa en España

La Fragata ARA Libertad, buque escuela de la armada argentina ha atracado este martes en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, primer destino europeo donde recala después de zarpar hace un mes de Buenos Aires y en el que estarán hasta el próximo día 21.
Su comandante, Juan Carlos Romanay, afirmó, durante la rueda de prensa que ofreció este martes, que en este XLVIII viaje de instrucción se forman 47 aspirantes de los cuales 9 son mujeres, que realizan sus prácticas tras culminar los estudios en el Instituto de Formación Armada Argentina de cuatro años.
Romanay explicó que el primer viaje mixto de la fragata, con la incorporación de mujeres a la formación, fue en el año 2007, por lo que el buque tuvo que ser remodelado “separando los apartados de alojamiento y los baños”, ya que según informó el jefe de Brigada Luis Ficosicco “los practicantes comparten todos las partes del barco excepto esas” .
El objetivo prioritario de esta larga travesía, que oscila entre los cinco y los seis meses, es, según el comandante Romanay, “saber navegar”, con todo lo que ello conlleva en la formación de los futuros guardamarines, ya que este viaje de instrucción son las “prácticas profesionales embarcadas”, materia del plan de estudios de la licenciatura de la escuela naval militar.
En este sentido, el jefe de Brigada destacó, entre otras que “saber estar aislado de la familia y del entorno” era parte de la formación y motivo por el cual existen restricciones a la hora de acceder a la red de internet que está a bordo.
Además, dentro de esa misión educativa, para incrementar sus conocimientos marítimos náuticos y su formación en la cultura de trabajo en equipo y formación académica, llevan a bordo a 3 profesores del Instituto de la Armada e invitados de otras universidades.
Para el comandante del buque, esta parada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife es una cita importante por la tradición histórica que une a España con Argentina y, además, porque en Canarias habitan veinte mil personas de las cuales “unas diez mil lo hacen en la isla de Tenerife”, según el Cónsul de Argentina, Juan Tomás Domínguez Murray.
La fragata, distinguida como “Embajadora de la República con carácter de distinción honorífica y con efecto exclusivamente protocolar”, ofrecerá durante su estancia en la capital una recepción para autoridades y este martes celebrará promesa de Lealtad a la Bandera Nacional para argentinos e hijos de argentinos.


Fuente: Diario La Vanguardia

lunes, 16 de septiembre de 2019

La Fragata ARA Libetad llegó a Tenerife


La Fragata ARA Libertad se encuentra en el puerto de Tenerife, España, en su segunda escala del Viaje de Instrucción.

Foto: Armada Argentina

Palabras del Jefe del Comando de la Fuerza de Submarinos en el Aniversario del Comando

  
FUERZA DE SUBMARINOS
Viernes 13, septiembre 2019.
Base Naval, Mar del Plata.
Se conmemoró el 86° aniversario del Comando de la Fuerza de Submarinos
La ceremonia se desarrolló en la Plaza de Armas Submarino ARA Santa Fe 

Palabras del Capitán de Navío Ciro Oscar García Repetto
Comandante de la Fuerza de Submarinos 

El 3 de septiembre del año 1933, como lo establecen nuestras efemérides navales, arriba a la Base Naval Mar del Plata el guardacostas General Belgrano, ex crucero acorazado, para servir de buque madre de los submarinos. 
En tal fecha se inician las actividades en esta Base Naval y es instituída como Día del Submarinista.
86 años de actividad, se han cumplido.

Hoy se nos presenta un escenario muy complejo, definitivamente es un desafío para todos nosotros, al interrogante de cuál es la proyección a futuro del componente submarino de nuestra armada de nuestra nación, encuentro oportuno responderles mediante dos reflexiones, que en cierta manera, aportan argumentos y a la vez respuesta a semejante envergadura de interrogante.
Primera reflexión: desde principios de siglo pasado ha habido numerosos oficiales que han aportado mediante trabajos, estudios, conferencias e inclusive publicaciones de libros que versan sobre los submarinos y su importancia estratégica de empleo. Menciono y destaco al Teniente de Navío Francisco Hue que en 1903, publica un trabajo de investigación trascendental titulado Los Submarinos, su génesis histórica, su evolución, su importancia y su porvenir.
Desde otro ámbito, más de gestión de políticas institucionales y nacionales, diversas generaciones de personas en diferentes momentos de nuestra historia han tomado la decisión de fomentar el desarrollo del arma como elemento integrante de la defensa, como así también la visión de la imprescindible inversión pública en la adquisición de nuevas unidades submarinas. Prueba de ello, las 5 generaciones de submarinos que han operado en nuestra Armada desde 1933 a la fecha. Todas ellas con la impronta de contribuir a cumplir el rol fundamental de los submarinos aprendido y comprendido a lo largo de este tiempo: el de disuasión estratégica, control del mar y protección de nuestros recursos y si es necesario, la negación del mar a un oponente. 
La segunda reflexión que quiero compartir es ¿Cuáles son las tendencias a nivel internacional de los países y armadas sobre el uso del arma submarina? Precisamente, se conoce a nivel internacional de la capacidad de contar con unidades de este tipo, modernas, con tecnologías adecuadas a los ambientes complejos actuales otorga un plus inigualable de poder de disuasión que no lo da cualquier medio militar a un costo aceptable.
La tendencia actual, a nivel global de contar con unidades submarinas modernas y potentes es esa una decisión estratégica nacional que debe ser apoyada y potenciada para aprovechar las ventajas que provee contar con ellas. 
La tecnología de vanguardia y altos estándares de calidad de los submarinos contribuye con el desarrollo científico y tecnológico nacional, la tendencia es desarrollar polos tecnológicos a partir de contar con dichas tecnologías de punta y desarrollar las propias nacionales que fomenten trabajo, conocimiento y la ansiada evolución tecnológica.
Estas dos reflexiones sintéticas, una con impronta de tinte histórico y la segunda más orientada hacia el futuro nos plantea el desafío de cómo encarar nuestro trabajo y nos muestran el camino.
Hoy, en el ámbito de este comando estamos trabajando duramente en modernizar y actualizar nuestra doctrina, nuestras bases. 
Un plan está en marcha, que tiene propósito de potenciar los valores heredados y el conocimiento acumulado de 86 años de experiencia.
Este actual período, caracterizado por una ardua tarea de adiestramiento de las tripulaciones a bordo del submarino Salta y en nuestra escuela, con la visión a largo plazo estamos estudiando e incorporando conocimientos en nuevas tecnologías con reformas y adecuación a nuestros estándares de evaluación, adiestramiento y control del personal y material nos permitirán estar a la altura de los escenarios actuales. 
La preparación y calificación de nuestro personal, sumado a su desinteresada vocación de servicio, nos permitirán evolucionar y dar el necesario salto sustancial de calidad institucional.
A todos los presentes, hoy conmemorando un nuevo día del submarinista puedo afirmarles que los valores de compromiso, trabajo desinteresado, valor, vocación de servicio naval, liderazgo, disposición a dar la vida por la Patria están debidamente arraigados en todos nosotros y es nuestra tarea indelegable de que así siga siendo.
Me envuelve un sentimiento de gran responsabilidad y honor al tener la posibilidad de decir estas palabras en calidad de comandante de la Fuerza de submarinos. Como les dijera en otra ocasión con nuestro trabajo diario estamos honrando a todos los que nos precedieron, a nuestros veteranos de Malvinas, a los tripulantes del submarino San Juan, a todos los que ya no nos acompañan, lo seguiremos haciendo con esfuerzo, dedicación y mucho cariño por la institución nuestra Armada Argentina.
En este contexto de trabajo, profunda reflexión y motivación profesional deseo pedir a nuestra patrona la Virgen Stella Maris su protección celestial ilumine nuestro camino y nos conceda el valor para el cumplimiento integral de nuestro deber.
Para finalizar, deseo dejar un mensaje especialmente al personal submarinista
de la Armada Argentina: Estamos ocupados en modernizar el Arma Submarina, existe una decisión institucional y propuestas concretas de llevarla a cabo, es momento de decisiones importantes. La situación del arma así lo impone. Estamos trabajando, y como aquel domingo 3 de septiembre de 1933, donde estaba todo por hacer, les puedo afirmar pronto estaremos listos: una Fuerza de Submarinos al servicio de la Patria y sus intereses, como lo ha sido desde 1933.

86 años.
Feliz día del submarinista.



Por: Silvina Krawczyk
Fotos: ASSA (Agrupación de Suboficiales Submarnistas Argentinos)

Un buque de la Armada brinda servicios sanitarios en Punta Taitalo


El operativo arrancó ayer y se llevará a cabo hasta hoy. La fuerza, junto con equipos de la Provincia y la Comuna, prestan atención gratuita en medicina clínica, pediatría, cardiología, odontología, oftalmología, ginecología y obstetricia.

Un  buque sanitario de la Armada Argentina volvió a la ciudad para prestar servicios en el barrio Punta Taitalo. El operativo comenzó ayer y seguirá hasta hoy en ese sector de la capital.
El capitán de Fragata y comandante de la Escuadrilla de Ríos, Anselmo Herrera, resaltó la predisposición de los Gobiernos provincial y municipal para la realización del operativo.
En ese sentido, Herrera detalló que durante los dos días los vecinos de Punta Taitalo y zonas adyacentes podrán acceder a “servicios de odontología, oftalmología, clínica general, pediatría, ginecología y ecografía, como así también estarán veterinarios que realizarán castración y desparasitación de mascotas”.
“La visita de los buques de la Armada junto con personal del Ministerio de Desarrollo Social, tiene que ver con la realización de la campaña sanitaria 2019, que es la segunda etapa de este año”, precisó el comandante.
“Esta es una tarea que realizan los Gobiernos nacional y provincial y la Municipalidad para el bienestar de los vecinos”, afirmó el viceintendente de la Capital, Emilio Lanari, días atrás cuando recibió al representante de la fuerza.
Remarcó las tareas que realizan las Fuerzas Armadas, “abarcan toda la costa del río Paraná”. “Es importante acercar este tipo de especialidades a esta zona de la ciudad”, aseguró.
Además, Lanari se refirió a las diversas acciones que lleva adelante la Municipalidad para potenciar las atenciones sanitarias en todos los barrios. “Si bien se están refaccionando y mejorando las instalaciones de todas las Salas de Atención Primaria de la Salud (SAPS), ahora estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo en la Sala Santiago Lorenzo (barrio Nuevo), donde se completó todo el techo y está previsto el arreglo del salón para adaptarlo para tareas de adultos mayores”.
El buque de la Armada Argentina llegó a costas correntinas para iniciar el operativo de Asistencia Médica y Social a la población ribereña y de zonas cercanas. 
El trabajo debía ser en principio el sábado y domingo, pero se retrasó y recién ayer arrancó, por lo que se extiende hasta hoy.
Se trata del buque ARA “King” que amarró en el puerto local para desplegar las acciones que forman parte de la Campaña Sanitaria Fluvial 2019.
Para la atención sanitaria se trasladan contenedores denominados Unidades Sanitarias Móviles y carpas sanitarias, donde los profesionales médicos del Ejército, la Armada y del programa “El Estado en tu barrio” prestan atención gratuita en medicina clínica, pediatría, cardiología, odontología, oftalmología, ginecología y obstetricia.
Los contenedores móviles sanitarios están equipados con un sillón odontológico, un equipo de rayos X, una camilla para atención médica y un botellón con oxígeno medicinal.


Fuente: Diario La República de Corrientes

A 43 años de la pérdida del 2-P-103 recordamos la presencia de la Armada en la Antártida con sus aviones Neptune




















Desde que se vislumbrara la posibilidad de utilización de medios aéreos en operaciones navales, surgió como primera utilización la de exploración. Así fue que ya en los albores de su uso las Armadas con Aviación Naval tuvieron aviones patrulleros de medio y largo alcance con base en tierra.

Nuestra Marina de Guerra no fue ajena a ello fue así que incorporó aviones de ese tipo a partir de 1933 como los Douglas Dolphin y Consolidated Ranger P2Y-3 en 1936, Gruman Goose y Consolidated Catalina PBY 5A en 1946 y Martin Mariner PBM5 en 1954.
Así fue que en el año 1958 incorporó ocho aviones Neptune, aviones de exploración de largo alcance con una autonomía de vuelo superior a las quince horas. En estos aviones una tripulación de once hombres, Piloto, Copiloto, Oficial Control Operaciones, Navegante, Mecánico, Ayudante de Mecánico, Radarista, Operador de Equipos Antisubmarinos, Radioperador, Operador Armas y Observador, realizaban vuelos de Exploración de largo alcance.
Orgánicamente fueron parte de la dotación de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, con asiento en la Base Aeronaval Comandante Espora.
En un espacio de pocos metros estos once hombres cumplían su actividad, sin relevo alguno, no pudiéndose ponerse de pie siquiera, excepto en el sector posterior del avión.
Pasadizos permitían que acostados o en cuclillas pudieran desplazarse de un lugar a otro del mismo. Esto no es un dato menor de la realidad que vivían esas tripulaciones en vuelos donde la duración normal no era inferior a ocho horas, y donde se registraron vuelos de más de doce horas. Muchos de ellos consideran que los P-3B Orión que actualmente realizan esa misión son un crucero de lujo.
La ausencia de satélites impedía el conocer el estado de la barrera de hielos y por tanto se ordenaban vuelos de reconocimiento sobre el fin del invierno/principios de la primavera, para conocer la posición del llamado pack de hielo y así poder planificar la Campaña Antártica del verano. Con los años la información satelital hizo menos relevante, pero no por ello necesaria, la información de estos vuelos glaciológicos.
El primer vuelo desde continente a la Antártida fue realizado el 13 de diciembre de 1947, con un DC4 al mando del Capitán de Corbeta Gregorio Lloret y desde entonces la operación en ella con aeronaves de la Armada en vuelos de ese tipo, fue una rutina sea con aviones Catalina, DC3, DC4 y Albatros. Sumándose en la década del setenta los L-188 Electra.
El primer vuelo de un Neptune en tal tarea fue el 9 de septiembre de 1964, cuando el 2-P-107, despegando de Comandante Espora reconoce parte del Sector antártico argentino, aterrizando luego de 16 horas en su base de despegue siendo su Comandante el Capitán de Corbeta Dn. Eduardo Costa, pocos días después el 6 de octubre se realiza otro vuelo similar.
No sería hasta 1970 en que se realizaron cuatro vuelos, en que los Neptune no volvieran a la Antártica Argentina, no obstante haber sido apoyo en cruces de otros aviones navales. En particular se destacan los realizados cuando el avión De Haviland DH6 Twin-Otter matrícula de la ARA 1-F-1, era destacado a y desde la Antártica, motivo que hacía que aviones Neptune desde la Base Aeronaval Rio Grande a apoyaran el cruce, el cual era prolijamente planificado en órdenes de operaciones llamadas OTTER UNO a OTTER CUATRO, según el cruce realizado.
Así es que llegamos a mitad de la década de los setenta con una Escuadrilla, con experiencia antártica sea en vuelos glaciológicos como en vuelos de apoyo. De hecho en la actividad de adiestramiento anual años se realizaba una planificación de vuelo glaciológico, como una actividad rutinaria, incluyendo el relevamiento de requerimientos logísticos necesarios, planificación de la navegación ,palamenta etc..
El 10 de enero de 1976 el Aviso ARA Zapiola encalla en la Antártica y se planifica un vuelo SAR con Aviones Neptune, tal como lo indicaba las órdenes de operaciones en vigor el vuelo debía tener un avión de apoyo. Así fue que al avión Neptune que estaba destacado en Rio Grande, en el momento del incidente náutico se sumó un segundo. Para ello se recurrió a Personal en uso de Licencia y ya dado de pase que estaba en la zona de Espora. Esto es una prueba que con la Antártida no se improvisaba y que el personal conocía las órdenes a cumplir, así fue que se alistó la palamenta, equipo, cartas de navegación etc. para los dos aviones previstas en la rutina de la Escuadrilla.
A la llegada del segundo avión a Rio Grande, se sumaron muestras de cariño por parte de aquellos que iban a realizar el cruce y porqué no de asombro, ya que veían que esa tripulación estaba de licencia.
Los dos Navegantes, compañeros de Promoción de la Escuela NavalMilitar , que no sabían que era la última vez que se verían, se confundieron en un abrazo, tenían algo que festejar el No Aviador había recibido la noticia que había sido aceptado su pedido de hacer el curso de Aviador Naval y terminada la tarea debía presentarse en la Escuela de Aviación Naval, el segundo era el Teniente de Corbeta Cabut, quien sería el Navegante del vuelo del 15 de septiembre de ese año, y que además estaba calificado ya como Comandante de aeronave.
La situación operativa posterior, en relación al Avios ARA Zapiola no hizo necesario el cruce y ambas aeronaves regresaron a su base de asiento en forma independiente.
En septiembre de ese año se ordena a la Escuadrilla hacer un vuelo glaciológico a la Antártida, se decide seguir el mismo patrón, un avión cruzaba y un segundo quedaba en Rio Grande como apoyo.
A la mañana del 15 de septiembre de 1976 el avión 2-P-103, al mando del Cap. De Corbeta Arnaldo Mutto llevando como copiloto al Teniente de Navío Miguel Berraz, OCO/Navegante Teniente de Corbeta Claudio Cabut, Meteorólogo Teniente de Navío Romualdo Migliardo, Mecánicos de Vuelo Suboficial Segundo Nelson Villagra y Cabo Principal Jesús Arroyo, Operadores de Equipos electrónicos Suboficial Segundo Juan Notto y Cabo Primero Benjamín Scesa, Radio operador , Cabo Principal Omar Campastri, Armas Suboficial Segundo Humberto Brizuela y Director de canal 13 de Rio Grande Señor Rodolfo Rivarola, despega de la Base Aeronaval Almirante Hermes Quijada para realizar un vuelo de exploración glaciológico a la península antártica. Momentos antes del vuelo fue desembarcado un Cabo Principal Armas para que pudiera embarcar el Señor Rivarola.
El Capitán Mutto acreditaba experiencia con Aviones Albatros en la Antártida habiendo acuatizado en la isla Decepción.
La situación meteorológica era buena, dos centros de baja presión se ubicaban a ambos lados de la península antártica, se encontraría nubosidad media parcial, lo que permitiría la observación visual, pudiéndose encontrar zonas de nubosidad algo mayor, que obligaría a una navegación instrumental, sin afectar el cumplimiento de la misión.
Los medios de navegación no eran los de ahora, no existía la navegación satelital. Así que se realizaba navegación radioeléctrica, sea en alejamiento del continente o en su recalada, visual, estimada con apoyo de la computadora táctica del avión, recta de sol y estrellas de deriva para verificar la derrota.
Esto hacía que el navegante tuviera un arduo trabajo, sobre todo en el cruce del Pasaje de Drake. Se había planificado el vuelo a máxima autonomía, con punto de no retorno en el Drake por pérdida de un motor, con alternativas en territorio continental Argentino Normalmente estos aviones en sus traslados no iban a una altitud superior a 10.000 pies.
El vuelo se realizaba con el control de varias Estaciones de Comunicaciones, detalladas en el Plan de Operaciones, y cada 30 minutos se daba el vuelo normal, con posición y estima al próximo punto en ese período. Podemos imaginar que una vez pasado el Cabo de Hornos el vuelo se realizaría en una rutina, donde la verificación de la posición, la estima del combustible y la situación meteorológica dominaban la escena. El ruido interno hacía que toda comunicación interna se realizara con intercomunicador, para lo cual todos tendrían sus auriculares colocados a lo largo del vuelo.
Para quienes conocieron los Tripulantes no podrán dejar de imaginar, por parte de alguno de ellos, algún chiste o chanza para romper la rutina en el largo vuelo.
En un momento del vuelo una Estación reclama la posición del avión, se escucha la voz del Cabo Campastri que contesta –Atento, con esa forma cortante que tenía y con seguridad alargando la cadencia de la letra “e” cuando la pronunció, a partir de ello todo fue silencio.
A 1245 horas la Base Naval Antártica Almirante Brown declara la emergencia por pérdida de comunicaciones del avión, de inmediato comienza su búsqueda por parte de medios de la Armada Argentina, de la Armada de Chile y de la Fuerza Aérea Argentina.
La esperanza que una pérdida total de comunicaciones, que sumado a otra falla, imposibilitara la comunicación del avión, hizo que se mantuvieran prendidas las luces de pista de Bases y aeródromos australes, hasta el límite de la autonomía del avión.
El 24 de septiembre llegó la noticia que todos suponían y nadie quería oír el 2-P-103, había impactado en un cerro en la isla Livigston. Meses más tarde se intentó recuperar los restos de los tripulantes, para ello se destacaron andinistas del Ejército Argentino, y se perdió un helicóptero de dicha Fuerza, falleciendo el Teniente Primero Mario García y el Sargento Ricardo Segura desistiéndose de esta segunda operación.
La tripulación del 2-P-103 y de este helicóptero es una muestra de lo que es un ideal, eran jóvenes la mayoría de menos de treinta años de edad, sirvieron a la Patria donde ella los necesitaba y cuando los requirió, dieron lo más preciado de un ser humano su vida, son un ejemplo para las sucesivas generaciones de argentinos, sin duda jóvenes idealistas. Una tarea de nuestro Instituto es recordarlos y hacer que no sean olvidados, ellos y todos aquellos que hicieron posible la presencia argentina en la Antártica, ideal por demás noble, desinteresado y justo.


INSTITUTO AERONAVAL, vía Prof. Pablo Arbeletche

viernes, 13 de septiembre de 2019

Segunda Campaña Sanitaria Fluvial

La Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa, informa que inició la 2da. Campaña Sanitaria Fluvial con la zarpada del buque multipropósito ARA “Ciudad de Rosario”, el patrullero ARA “King” y la lancha patrullera ARA “Punta Mogotes”. Las unidades de la Armada Argentina partieron de la Base Naval Zárate rumbo a la localidad de Punta Taitalo (Corrientes), primer puerto al que arribarán en el marco de una nueva campaña socio-sanitaria, coordinada entre los Ministerios de Defensa, Desarrollo Social y Salud, junto a organismos provinciales y municipales e implementada por el Comando Operacional de las Fuerzas Armadas.
El objetivo primordial de la campaña es el de brindar atención y prevención primaria de carácter clínico, odontológico, ginecológico, pediátrico y oftalmológico a los habitantes de las localidades que por su ubicación geográfica presentan dificultades de acceder por vía terrestre a los centros médicos más cercanos. Además, se facilitará a los pobladores la obtención del Documento Nacional de Identidad (RENAPER) y el acceso a trámites de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). Asimismo, se incluirá la prevención y control de zoonosis.
En esta oportunidad se prestará asistencia sanitaria a pobladores de comunidades ribereñas de las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fé y Buenos Aires de acuerdo al siguiente cronograma: 15 y 16 de septiembre en Punta Taitalo (Corrientes), 17 y 18 de septiembre en Ita Ibaté (Corrientes), 21 y 22 de septiembre en Empedrado (Corrientes), 24 y 25 de septiembre en Bella Vista (Corrientes), 27 de septiembre al 1º de octubre en La Paz (Entre Ríos), 3 al 4 de octubre en Hernandarias (Entre Ríos), 6 al 7 de octubre en Diamante (Entre Ríos), 9 al 10 de octubre en Puerto San Lorenzo (Santa Fé), 12 al 13 de octubre en Villa Constitución (Santa Fé)  y 15 al 17 de octubre en San Pedro (Buenos Aires).
En base a la importancia que adquirió la realización de estas actividades en los últimos 16 años, el Ministerio de Defensa a través del Área de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias del Estado Mayor Conjunto, implementa con las áreas responsables de otros ministerios, la realización de campañas sanitarias anuales con la intención de dar continuidad a las tareas asistenciales realizadas años atrás y fortalecer, mediante el apoyo a la comunidad, la presencia del Estado Nacional en localidades ribereñas del noreste argentino sobre los ríos Paraná y Paraguay.
La Armada Argentina, a través del Comando del Área Naval Fluvial, asume la responsabilidad de dar cumplimiento a la campaña empleando para ello el Buque Multipropósito ARA “Ciudad de Rosario”, perteneciente a la Escuadrilla de Ríos, el Patrullero ARA “King” y la Lancha Patrullera ARA “Punta Mogotes”, unidades aptas para navegar los ríos interiores del país, y personal y medios del Batallón de Infantería de Marina Nº 3.
El buque multipropósito lleva a bordo contenedores denominados Unidades Sanitarias Móviles y cuenta además con la asistencia de profesionales médicos y personal de enfermería de la Armada, a los que se sumarán profesionales de la salud, de asistencia social y de equipos técnicos del Ejército Argentino y de los ministerios intervinientes.
La actividad consiste en llevar a cabo el relevamiento sanitario, la atención a los habitantes y su vacunación. Además, se prevén tareas de acción social que incluyen la entrega de medicamentos, anteojos, documentos nacionales de identidad y ropa, a través de los programas destinados a tal fin en cada ministerio.

Características de los Contenedores Sanitarios Móviles

La atención sanitaria se llevará a cabo en contenedores móviles sanitarios (odontológico y clínico) que fueron embarcados en el buque multipropósito de la Armada Argentina ARA “Ciudad de Rosario” para tal fin. Cada uno de los contenedores sanitarios, de seis metros de largo, está equipados con un sillón odontológico, un equipo de rayos X, una camilla para atención médica y un botellón con oxígeno medicinal. También cuentan con una heladera para conservación de vacunas y un horno esterilizador, además de disponer con equipos de aire acondicionado frío/calor que brindan la climatización necesaria y con servicios de aire comprimido, que proveen electricidad y agua.

Área Naval Fluvial

El Área Naval Fluvial fue creada el 16 de diciembre de 1974 y actualmente tiene su asiento en la actual Base Naval Zárate, establecida desde el año 1873 a orillas del río Paraná.
Tiene como misión ejecutar operaciones de control de tránsito y vigilancia de los espacios fluviales, mantener presencia en los ríos y puertos dentro de su área de influencia, ejercer como autoridad de coordinación en las actividades conjuntas y combinadas dentro de su jurisdicción, apoyar y prever el embarco de alumnos de los institutos de formación en unidades de la Escuadrilla de Ríos y conducir y supervisar el adiestramiento integrado de los medios navales de superficie y el Batallón de Infantería de Marina N°3.
El Comando del Área Naval Fluvial está organizado bajo un Comandante, el Capitán de Navío Walter Ernesto Doná, quien además es Jefe de la Base Naval Zarate.
Tiene como función general ejercer el comando orgánico de las unidades y organismos asignados, el comando operacional de ellos y de las fuerzas y unidades aeronavales y de Infantería de Marina que se designen, y coordinar el apoyo logístico y operativo de otros medios del poder naval que operen en su jurisdicción.
Como unidad orgánica dependiente del Área, se destaca la Escuadrilla de Ríos compuesta los Buques Multipropósitos ARA “Ciudad de Rosario “, ARA “Ciudad de Zárate” y la Lancha Patrullera ARA “Río Santiago”, y como unidad funcional el Batallón de Infantería de Marina N° 3. De este Comando dependen también el Apostadero Naval Buenos Aires, el Apostadero Naval Río Santiago y el Apostadero Naval Posadas.
El área geográfica de su jurisdicción comprende las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, los ríos y vías navegables de la Cuenca del Plata, limítrofes e interiores y el Río de la Plata.


Fuente: Departamento de Comunicación Institucional - División Prensa

jueves, 12 de septiembre de 2019

Se instaló un Radar Meteorológico Argentino (RMA) en la Base Aeronaval Río Grande

El radar servirá para detectar precisamente grandes tormentas y dependerá de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Gobierno nacional.
La gobernadora de la Provincia de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, junto al seretario de Recursos HIídricos de la Nación, Pablo Bereciartua, inauguró un radar meteorológico que dará información necesaria para brindar mayor seguridad sobre las actividades que se realizan en dicha Provincia y sobre las personas, y además, de una gran importancia estratégica.
Es un hecho sumamente relevante y trascendente para la región. Una de las novedades más importante en materia científica en la provincia junto con la finalización de la Estación Terrena Satelital de Tolhuin.
El Gobierno de la Provincia invirtió, en el sistema de alimentación eléctrica en 2018; en el tendido de la Fibra óptica, tanto la instalación como el servicio mensual, y aportó 2 técnicos que serán entrenados para el mantenimiento del radar y el procesamiento de datos.
El Radar Meteorológico Argentino (RMA), se ubica en instalaciones de la Armada Argentina en Río Grande, Tierra del Fuego. Fue desarrollado por INVAP en el marco del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME), y es el radar meteorológico más cercano al Polo Sur en todo el planeta.
Funcionará en la órbita de la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.
Desde la creación del SINAREME en 2011 se planificó la instalación de radares en todo el país. Este es más austral de todos.
Estos aparatos de INVAP pueden detectar una tormenta grave a 480 km. de distancia, y a 200 determinar el tamaño y densidad de las gotas de lluvia, si tiene o no granizo, calcular la velocidad del viento, y verificar si contiene tornados o «células» capaces de originarlos.
Sirve fundamentalmente para estimar precipitaciones y tormentas estimando su intensidad, y la información relevada también servirá para planificar adecuadamente obras hídricas en la región, como puentes y alcantarillas, como así también para el ordenamiento y zonificación hídrica.
Al respecto, Toscani, comentó que "la llegada de este radar está asociada a 5 estaciones meteorológicas automáticas, distribuidas en distintos puntos de la Provincia, que van a enviar información al radar y se va a generar y analizar información climatológica y meteorológica que ayuda a realizar diseños de sistemas de alerta temprana".
"Es muy importante para la seguridad de las personas, como para los sistemas productivos de Tierra del Fuego, porque este radar y todo el sistema que conforma al mismo, nos permite obtener datos sobre sequías, temperaturas, calidad de nieve que va a caer, entre otras cosas", explicó el Secretario.


viernes, 6 de septiembre de 2019

Comenzó un ciclo en Bahía Blanca para conocer más de la Antártida Argentina

El programa se denomina “Argentina bicontinental, Antártida Argentina, Territorio de Epopeyas” y en esta edición se homenajea a José María Sobral.


Con la presencia del intendente de la ciudad de Bahía Blanca, Héctor Gay y el de Punta Alta, Mariano Uset, y representantes de distintos organismos e instituciones de la ciudad se realizó esta mañana el acto de apertura del programa “Argentina bicontinental, Antártida Argentina, Territorio de Epopeyas”, que se extenderá hasta el domingo con diversas actividades.
Organizada por Bahía Blanca Plaza Shopping, Cooperativa Obrera, Municipalidad de Bahía Blanca, Armada Argentina, Fundación Malvinas Argentinas, Academia de la Antártida, UNS y UTN, esta edición homenajeará al marino y geólogo José María Sobral, considerado un héroe antártico.
En el Bahía Blanca Plaza Shopping habrá charlas, muestras, proyecciones de documentales, entre otras actividades culturales y artísticas destinadas a reconocer la labor de los pioneros que hicieron posible que Argentina sea un país bicontinental.
El evento quedó inaugurado con el izado de la bandera nacional en el predio del Bahía Blanca Plaza Shopping, acompañada por la banda de la Base Naval Puerto Belgrano de la Armada Argentina (dirigida por el capitán de corbeta Ramón Altamirano) y el descubrimiento de una placa en la Plaza de Salud Antartida Argentina con la presencia de Teresa Sobral y María Victoria Taborda, nieta y bisnieta de José María Sobral.
Luego, en el SUM del BBPS, se inauguró la Muestra Documental, con palabras de Marcelo Tarapow, comodoro de Marina.
A las 19:30, en tanto, se tiene previsto una charla a cargo del doctor Claudio Parica, miembro de la Academia de la Antartida, denominada “José María Sobral”.
Las actividades continuarán mañana, desde las 17, con la proyección de “Atrapados en el fin del mundo”, del director Eduardo Sánchez.





Fuente:La Nueva

jueves, 5 de septiembre de 2019

UNITAS 2019 es ejemplo de integración e interoperabilidad entre Marinas

Dos helicópteros de la Marina de Brasil se preparan para despegar. Al fondo, se ve un hospital expedicionario de campaña montado para UNITAS 2019. (Foto: Wagner Ziegelmeyer/Estudio Cria)
Brasil fue anfitrión del ejercicio marítimo multinacional más antiguo del hemisferio occidental.

La premisa de la 60.ª edición del ejercicio marítimo multinacional UNITAS 2019, que finalizó el 30 de agosto, fue una operación de guerra orientada a la asistencia humanitaria y a la ayuda ante desastres. El escenario fue Río de Janeiro.
La operación UNITAS 2019, cuyo principal objetivo fue desarrollar una fuerza operacional marítima multinacional, se llevó a cabo en dos etapas: una marítima (LANT) y otra anfibia (AMPHIBIOUS). En la fase marítima, que tuvo lugar del 22 al 30 de agosto, fueron realizados ejercicios enfocados en acciones de superficie, aéreas, de guerra electrónica y operaciones de interdicción marítima.
Militares brasileños llegan a Ilha da Marambaia a bordo del buque de desembarque de carga general de la MB (L20). (Foto: Wagner Ziegelmeyer/Estudio Cria)
Durante la segunda etapa, entre el 27 y el 30 de agosto, se realizó una simulación de ayuda humanitaria en Ilha da Marambaia, al sur del estado de Río de Janeiro. Además de Brasil, participaron recursos y delegaciones de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, los Estados Unidos (país organizador de UNITAS desde 1959), México, Panamá, Paraguay, Perú y Reino Unido; Japón y Portugal participaron como observadores.
El ejercicio movilizó en total 10 barcos brasileños y cuatro de otros países; varias aeronaves de ala fija y rotatoria y un grupo de control de escenarios de ejercicios combinados; además del apoyo en tierra, que contó con más de 3300 militares. “Entrenamos lo más cerca posible a la realidad; incluimos la colaboración de miembros de comunidades locales, a los que eventualmente podremos ayudar en el futuro. Este entrenamiento se puede utilizar en cualquier país, en cualquier situación humanitaria, en cualquier parte del mundo”, dijo el Almirante Leonardo Puntel, comandante de Operaciones Navales de la Marina de Brasil (MB).

Fuerza de Tarea Marina Aeroterrestre de Propósito Especial
Además del USS Carter Hall, de los Vehículos Oruga Anfibios (AAV en inglés), de las barcazas de desembarco (LCAC Hovercraft en inglés) y de cientos de militares, los Estados Unidos participaron en UNITAS LX con una Fuerza de Tarea Marina Aeroterrestre de Propósito Especial del Comando Sur (SPMAGTF-SC en inglés), una unidad multinacional de fuerzas especiales con sede en Honduras, que puede desplegarse para realizar maniobras específicas en el área de responsabilidad del Comando Sur de los EE. UU., que abarca Centroamérica, Sudamérica y el Caribe. “UNITAS 2019 es una oportunidad increíble para el Cuerpo de Infantería de Marina, y en especial para SPMAGTF-SC, para trabajar con nuestros países socios en este gran ejercicio de nivel estratégico, y realmente hacer lo que tengan que hacer para completar su misión. Es una situación en la que todos ganan, tanto nuestro Cuerpo de Infantería de Marina como las naciones socias”, dijo el General de División Michael F. Fahey III, del Cuerpo de Infantería de Marina, Sur, d los EE. UU.
El 27 se llevó a cabo, en el Centro de Entrenamiento de Ilha da Marambaia de la MB, un ejercicio que simulaba el despliegue de una fuerza de tarea de asistencia humanitaria compuesto por personal militar de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, EE. UU., Paraguay y Perú a un país ficticio devastado por un huracán.

Embarcaciones de apoyo
Con carreteras y aeropuertos destruidos, la única forma de llegar al lugar era por mar, mediante un desembarque anfibio. Los buques atracados frente a la costa del país ficticio fueron el buque de transporte ARA Bahía San Blas de la Armada Argentina, el navío de muelle multipropósito Bahía (G40) de la MB. El buque de desembarco USS Carter Hall (LSD-50) de la Marina de los EE. UU., sirvió como punto de apoyo para la asistencia humanitaria enviada a tierra firme.
Según el Vicealmirante Paulo Martino Zuccaro, jefe de la Fuerza de Infantes de Marina de Brasil, en esta operación participaron unos 600 militares. Junto con el equipo y otros recursos necesarios para llevar a cabo una misión de este tamaño, los efectivos fueron trasladados por AAV de la Armada Argentina, de la MB y de la Marina de los EE. UU., en un buque de desembarque de carga general de la MB y en dos LCAC de la Marina de los EE. UU.
Dos vehículos LCAC de los EE. UU. se acercan a la costa de Ilha da Marambaia, como parte del ejercicio UNITAS 2019. (Foto: Wagner Ziegelmeyer/Estudio Cria)
Durante el ejercicio, los “heridos” recibieron atención en un hospital expedicionario de campaña de la MB. La Marina de los EE. UU. instaló un sistema de purificación de agua capaz de generar 473 litros de agua potable por hora, incluyendo un dispositivo desalinizador.
Después de la ceremonia de cierre del evento, el 30 de agosto, el Capitán José Negrete, oficial de relaciones públicas del Cuerpo de Infantería de Marina, Sur, de los EE. UU., dijo que “UNITAS LX puede considerarse un éxito, ya que logramos nuestro objetivo de amplificar los tres pilares más importantes de este ejercicio: fortalecer las relaciones, mejorar la interoperabilidad e incrementar la rapidez de respuesta de las armadas de naciones amigas participantes en el ejercicio, que incluye a los EE. UU”. 

Por: Marcos Ommati - vía Diálogo - Revista Militar Digital - Foro de las Américas

martes, 3 de septiembre de 2019

Batallones de Infantería de Marina se adiestran en zona montañosa


Los batallones 4 y 5 de Ushuaia y Río Grande realizan maniobras de rescate en grietas, transporte de heridos y escalada en huelo como parte de un adiestramiento. 

Los Batallones de Infantería de Marina N°4 y N°5 (BIM4 y BIM5 Ec), con asiento en Ushuaia y Río Grande, respectivamente, se adiestran desde hace dos semanas en distintas técnicas de esquí y baja montaña.
"Ambos batallones junto a personal de la Fuerza de Infantería de Marina Austral (FAIA) se instruyen en esquí en el Cerro Castor. El adiestramiento se hace por fracciones orgánicas permitiendo obtener las técnicas básicas para desplazarse en este tipo de geografía", indicaron desde la Armada Argentina.
Simultáneamente, se lleva a cabo el adiestramiento en baja montaña en el Glaciar Martial. En tanto que la Compañía Juliet y personal del Servicio para Apoyo de Combate (SPAC) del BIM4 desarrollan una campaña en el Cerro Alvear. Realizan adiestramiento de cordada, rescate en grietas, transporte de heridos con trineos, autofrenado y escalada en hielo, entre otras actividades operativas.



Fuente: Ushuaia24 - Armada Argentina

Aniversario de la recepción de los aviones Lockheed P-3B Orion en la EA6E


Un día como hoy, pero del año 1998, se producen la recepción oficial de los aviones LOCKHEED P-3B “ORION” y su incorporación a la ESCUADRILLA AERONAVAL DE EXPLORACION.

La Armada Argentina había expresado sus intenciones de contar con los Orion en 1977 pero el embargo impuesto por los Estados Unidos impidió que la venta se concretara, a fines de 1981 otro intento, esta vez con aeronaves excedentes de la Marina Australiana parecía que llegaría a buen puerto, pero la venta se cae tras el desembarco en las islas Malvinas. Durante la contienda los dos desfasados pero aun en servicio Neptune fueron empleados y tras la misma son desprogramados, dejando a la Aviación Naval sin un avión de patrulla marítima de largo alcance, este problema se paliaría con la compra de los transportes Lockheed Electra modificados para operaciones navales.
Ante la inminente desprogramación de los Lockheed Electra, la Armada Argentina adquiere a los Estados Unidos un lote de seis ejemplares del Lockheed Orion, modelo P-3B, estos habían sido desactivados por la marina y se encontraban almacenados en el AMARC.
Entre los meses de septiembre y diciembre de 1997 pilotos y técnicos de la Armada realizan en Estados Unidos los cursos de instrucción pertinentes a fin de familiarizarse con el nuevo sistema de armas. El 8 de diciembre de ese año el primer P-3B arribaría a la BAN Almirante Zar, Trelew, provincia de Chubut, este aparato llega tripulado por pilotos de la US Navy. Las seis unidades arriban entre 1997 y 1999 en condiciones operativas, pero uno de ellos apenas llegado (el 6-P-51) se lo almacenaría para ser empleado como repuesto de los demás. Tres de las unidades reciben el radar Alenia-Marconi APS-705 retirados de los Electra. Los Orion del Comando de la Aviación Naval (COAN) operan con la Escuadrilla Aeronaval de Exploración (EA6E) de la Escuadra Aeronaval Nº6 (EAN6), asentada en la Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ), Trelew, provincia de Chubut.