sábado, 28 de septiembre de 2019

A 50 años del primer ingreso del Portaaviones ARA 25 de Mayo, a su apostadero la Base Naval de Puerto Belgrano

El POMA, al día siguiente de su arribo (Adolfo Jorge Soto)
Hace 50 años (V-2) ARA 25 de Mayo - POMA ingresaba, luego de su navegación con una tripulación reducida de solo 350 marinos, encabezado por el Capitán de Navío Tirso Brizuela, su primer Comandante, finalizado el traslado hacia la República Argentina, a lo que sería su apostadero habitual, las Base Naval de Puerto Belgrano (BNPB).


Veterano de la Guerra de Malvinas, donde su Pabellón de Guerra fue condecorado por Resolución COAR N.º 08/83 con la medalla de «Operaciones en Combate». Años atrás había encabezado el despliegue al Sur del continente, por las disputas con la República de Chile por las islas Picton, Lenox y Nueva del Canal de Beagle. El buque se incorporó al Comando de la Flota de Mar y se transformó en la Nave Insignia.

Su Grupo Aéreo Embarcado (GAE) evolucionó con el tiempo, primero con los Grumman S-2A para la lucha antisubmarina y los North American Aviation T-28P Trojan/Fennec como aviones de ataque y los helicópteros Sikorsky S-58 y Sud Aviation Alouette III para operaciones de rescate y enlace. Para 1972 la unidad fue destacada a Estados Unidos, donde recibió a los 16 Douglas A-Q Skyhawks, que se transformaron en el su vector de ataque antibuque (con bombas frenadas), cobertura antiaérea (con los misiles Ford Aerospace AIM-9B Sidewinder), reabastecimiento en vuelo con sistema BuddyPack Sargent Fletcher 31-300 y reconocimiento fotográfico con el Pod VICON 18 con cámaras oblícuas Vinten. También se incorporaron los Sikorsky S-61D Sea King para operaciones antisubmarinas. Para 1978 los S-2A fueron reemplazados por 6 Grumman S-2E Trakcer que incorporaban mejoras en la lucha antisubmarina, mientras que los S-2A eran modificados para cumplir tareas de enlace y transporte a la unidad en las operaciones en alta mar. En 1983 comienzan las operaciones de los AMD-BA Super Étendard, alcanzado la madurez operativa de la unidad, representada en un potente GAE formado por los probados en combate Skykawks, SUEs, Trackers, Sea Kings y Alouette. La electrónica del buque también fue modificada durante la vida operativa del POMA. Sus radares cumplían funciones de alerta temprana, de adquisición y seguimiento de objetivos, de navegación y descubierta de superficie. También contaba con diversos equipos para la Guerra Electrónica y contaba con una antena TACAMO URN-20. La unidad podía recibir la información via Data Link de los Destructores antiaéreos Clase 42 (D-1) ARA Hércules y (D-2) ARA Santísima Trinidad y en sus pantallas de radar se repetía la información de los sistemas de esos buques.



.









2 comentarios:

Unknown dijo...

5 años paseen maquinas de proa forme parte de laultima dotacion que lo navego con sus maquinas a rio santiago donde comenzo su lenta muerte.en 1986 se produjo un gran incendio en sala decalderas proa .dealli me sacaron penultimo conalgunas quemadurad

Americo dijo...

Estando en el Taller de Optica y Control Tiro,en los primeros dias de octubre de 1969 , a poco de su llegada me fue encomendado,con el aporte de dos personas mas realizar el mantenimiento mecanico a todas las Antenas de radar .Saludos Americo lohin