miércoles, 2 de mayo de 2018

Aniversario del Hundimiento del Crucero (C-4) ARA General Belgrano



Un día como hoy, pero en el año 1982, durante la Guerra de Malvinas, el Crucero, Clase Brooklyn, (C-4) ARA General Belgrano, resulta hundido luego de ser atacado por torpedos MK.8 lanzados desd el Submarino Nuclear de la Royal Navy HMS Conqueror. Al mando del Capitán de Navío Héctor Bonzo y con 1093 tripulantes, el CRBE había zarpado de la Base Naval de Ushuaia el 24 de abril, contando con los destructores (D-29) ARA Piedra Buena y (D-26) ARA Bouchard como sus escoltas.
Los buques formaron el Grupo de Tareas 79.3 cuyo objetivo era dentro de la Fuerzas de Tareas 79: “contribuir a consolidar la zona insular reconquistada, impedir la recuperación por acción del oponente y apoyar las acciones del Gobierno, desgastando, neutralizando o destruyendo las unidades del enemigo en toda oportunidad favorable”. Para el 29 de abril, se le informa a toda la FT 79 que debe "mantenerse como amenaza potencial diversificada, para operar en oportunidad" y el GT79.3 debía dirigirse con rumbo norte para localizar y atacar a un grupo de tareas británico, encabezado por un portaaviones. Luego se reaprovisiona de combustible junto a sus escoltas del Buque Tanque YPF Puerto Rosales.Para ese momento ya era seguido por el submarino inglés, que discretamente lo había localizado. Las defensas para la guerra antisubmarina del CRBE era nula, mientras que sus escoltas, tenían serias limitaciones en el uso de sus sonares de casco debido a la antigüedad de los mismos. El 2 de mayo, a las 12:30 recibe la GT79.3 la orden de repliegue hacia aguas menos profundas para evitar un potencial ataque submarino. El CRBE y su escolta debieron abandonar el área y su postura agresiva y cambian su rumbo hacia el Oeste y cumplen dicha orden. A las 16:02fue atacado por el submarino británico (S-48) HMS Conqueror al Comando del Capitán de Fragata Chris Wreford-Brown, que le lanza dos torpedos BAE Systems Mark 8. El primero hace impacto en la zona de máquinas, provocando un inmediato corte de energía e iluminación en el buque. A raíz de este impacto resultan 274 tripulantes fallecidos. Seguidamente, el segundo torpedo impacta en la proa del buque, y se desprenden 12 metros de la misma. El Crucero inicia una inclinación hacia babor. A las 16:05  se da la orden de zafarrancho de siniestro, aunque los daños eran tales que el buque se inclinaba a razón de un grado por minuto. A las 16:23 el Comandante da la orden de abandonar el buque y finalmente cerca de las 17:00 el buque se hunde completamente en el punto 55°24′S 61°32′O" del Océano Atlántico.






No hay comentarios: