viernes, 19 de febrero de 2010

Mar del Plata ya vive el Bicentenario

“VELAS SUDAMÉRICA 2010”
Encuentro y Regata de Grandes Veleros
Mar del Plata ya vive el Bicentenario

Por: Oscar Filippi

El pasado lunes 15 de Febrero a las 17.22hs el Buque Velero “Cisne Branco” de la Armada del Brasil, trasponía la línea de sentencia de la Regata “Río de Janeiro – Mar del Plata” en primer lugar, obteniendo así la “cinta azul” de esta primera regata de grandes veleros en América Latina.
Mar del Plata comenzaba a vivir así un evento realmente histórico, la conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo.
A las 02.48hs del martes 16, en segundo lugar, llegaba la Fragata “Libertad” de nuestra Armada Argentina, seguida a las 03.02hs por el Velero Brick-Barca de tres palos, “Cuauhtemoc” de la Armada de México en tercer lugar de esta extenuante regata, habían recorrido más de 1.268 millas náuticas (2.283Kms) del Atlántico Sur.
Hacia las 09.00hs la Fragata “Esmeralda” de la Armada de Chile, mostraba su esbelta silueta frente al Cabo Corrientes. Se podían ver los daños causados por el temporal de las últimas 72 horas de navegación, las jarcias habían cedido y el palo bauprés, construido de acero naval, se había plegado a 90 grados sobre su banda de babor, al costo de una cuchilla (vela de proa) rifada (perdida) y dos más rasgadas. Sin sus velas y maniobras de proa, se había visto obligada a abandonar la regata. Todos los participantes llegaban con novedades y daños menores, el Atlántico Sur había mostrado su carácter una vez más.
Fondeados los cuatro veleros, frente a ésta “galana costa” sus siluetas con sus palos y velamen plegado, nos transportaban a una imagen del mismo Siglo XIX, a aquellos días en que la Patria quería nacer. Eran la imagen que San Martín, O’Higgins y Bolívar habían soñado, por la que tanto habían luchado. Eran sus propias hijas con sus banderas unidas en un inmenso abrazo marinero, las hijas de España y Portugal, ya crecidas, ya seguras, en saludo y agradecimiento a sus madres históricas.
Poco después de las 13.00hs comenzaron a ingresar al Puerto para amarrar en la dársena interna de la Base Naval. La “Esmeralda”, la “Libertad”, el “Cisne Branco” y la “Cuauhtemoc”, en ese orden. Una gran cantidad de público se había dado cita para recibirlas, el mirador del Golf Club, el perímetro de la Base y la Escollera Norte, llenos de gente, banderas de la colectividad chilena, algunas del Brasil, otras de México y muchas Argentinas, junto a carteles de bienvenida, era la improvisada y cálida recepción. Los aplausos se sucedían sin solución de continuidad, la Banda de Música del Comando del Area Naval Atlántica, ejecutaba sones y acordes que enmarcaban una fiesta que comenzaba a nacer… como nuestros países, hace 200 años.
A partir de ese momento, no sólo la “Libertad” era nuestra, todas los Grandes Veleros eran nuestros, era Sudamérica de visita en un Puerto sudamericano llamado Mar del Plata.
Todos los buques y sus comandantes fueron recibidos por el Comandante del Area Naval Atlántica y Jefe de la Base Naval Mar del Plata, contralmirante VGM Edgardo Aníbal García y su Plana Mayor, junto al director del Ente Municipal de Turismo (ENTur) Lic. Pablo Fernández, la Reina Nacional del Mar y sus Princesas, Agregados Navales e invitados especiales. Comenzábamos a sumarnos a los actos programados por la Presidencia de la Nación, teníamos el privilegio de inaugurarlos.
El miércoles 17 por la mañana, arribaron, el Bergantín “Capitán Miranda” de la Armada de la República Oriental del Uruguay y el Bergantín Barca de tres palos, “Gloria” de la Armada de Colombia. La música, el público y la recepción continuaron. Ambas embarcaciones mostraban también las huellas de mar de ésta severa regata. Con orgullo, el comandante y dotación de la Goleta “Capitán Miranda” recibían las felicitaciones de sus pares, ellos con la embarcación más pequeña en regata, habían obtenido un brillante cuarto puesto. La dársena interna de la Base Naval, se poblaba de veleros, tornaba su imagen también hacia la historia.
El jueves 18, arribaron los restantes veleros que habían zarpado de Río de Janeiro. El Bergantín Brick Barca “Guayas” de la Armada del Ecuador, el Bergantín Bibarca “Simón Bolívar” de la Armada de Venezuela y la Fragata “Juan Sebastián Elcano” de la Armada Española. Mientras las dos primeras fondeaban frente a la ciudad, a la espera que el fuerte viento del Noreste amainara y les permitiera tomar puerto, la Fragata Española seguía con rumbo Sur. El buque escuela de la Madre Patria, navega con un programa muy acotado en millas y días de estadía en puertos. Por tal motivo, no ingresa al puerto marplatense. Una vez frente a las costas de Bahía Blanca, pondrá proa al Norte y se dirigirá al Puerto de Montevideo, en donde permanecerá hasta el día 28 de Febrero, en que llegarán los grandes veleros que hoy están en Mar del Plata.
El viernes 19 a las 15.00hs se abrieron al público, las puertas de la Base Naval, en forma libre y gratuita y hasta las 23.00hs podrán visitar todas y cada una de estas emblemáticas naves que representan lo mejor de cada uno de sus países. Sus cubiertas son soberanas, los visitantes podrán pasear por una pequeña superficie de nuestras hermanas Repúblicas Sudamericanas, será un paseo por la propia independencia que celebramos.
Los actos oficiales comenzarán el próximo lunes 22, con la inauguración del “Parque Náutico” de la Base Naval Mar del Plata.

Galería fotográfica :
(Créditos: Oscar Filippi, ANAT)
Cisne Branco al momento de ganar la Cinta Azul














Con TANGO se recibió a todos los buques















El Cisne Branco (Brasil) cruzando la línea de regata















Esmeralda (Chile) Abandonó















Detalle de la Esmeralda con su palo baupres destrozado















La FRLI al finalizar la Regata















La FRLI toma amarrás















LA FRLI y el Cuaohtemoc (México)

1 comentario:

Violeta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.